IMPLANTES

Los implantes dentales son pequeños dispositivos artificiales de titanio que se insertan en el hueso del maxilar superior e inferior. Su aspecto puede ser el de un cilindro hueco o tornillo y su tamaño es muy reducido, similar al de una raiz natural.

Los implantes se unen al hueso mediante un proceso denominado "osteointegración", y actuan como soporte para los dientes artificiales de reemplazo, asumiendo las funciones que antes cumplian los dientes naturales.

La intervención quirúrgica para la colocación del implantes se denomina "implantación".

Los implantes dentales pueden usarse para reeemplazar uno o más dientes; existen varias opciones para la restauración de los dientes dependiendo de cada caso.

Para más información, en los vídeos adjuntos puden visualizarse ejemplos de colocación de implantes y diferentes opciones de tratamientos disponibles.